Loader image
Loader image
Back to Top

Lista de personajes

Reserva de personaje


¡Plazas agotadas! Rellenando el formulario entrarás en lista de espera.

Iglesia

Tras estos años tan turbulentos, la Iglesia ha tomado las riendas de los reinos imponiendo la Ley Escarlata, combatiendo al verdadero enemigo: la brujería. Es gracias a su valentía y fe inquebrantable que los pueblos podrán ver al fin un futuro libre de amenazas antinaturales, ¡por la gloria de el Único!

Sumo Pontífice Gael / Gilda

Reservado

Desde muy joven, el rincón favorito de Gael siempre fue la biblioteca del Monasterio Mayor de Miritrias. Aplicado y estudioso, supo escalar haciéndose notar entre los cargos más importantes de la Orden, hasta que acabó convirtiéndose en el cardenal más joven de Miritrias. Tras el asesinato del Sumo Pontífice en Rhoesburgo hace más de un año, Gael fue elegido su sucesor tras una controvertida votación de la curia. Fue el candidato más insistente con la instauración de la Ley Escarlata y, habiendo finalizado esta, queda en sus manos mantener a raya la tensión política incipiente, mientras controla que la Guardia de la Luz no haga abuso de su poder.

Nerea / Néstor

Reservado

Mano derecha y ayudante personal del Sumo Pontífice. Nerea entró en la Iglesia no como primera opción en su vida, pues eran otros los oficios que sus padres pensaban para la joven. No obstante, como tercera hija de una familia olamanense, fue el camino que tuvo que seguir. Desde que Gael entró en la iglesia, Nerea ha sido como una madre para él. Cuando a este se le concedió el puesto de Sumo Pontífice, no dudó en hacer traer a Nerea como su persona de mayor confianza. Recientemente, ha contratado al grupo de trovadores para que amenicen los tiempos muertos del juicio y las reuniones.

Cardenal Romo

Reservado

El consejero personal del antiguo Sumo Pontífice fue el mayor apoyo dentro de la Orden de Claudio para que Gael se erigiese como el nuevo alto cargo eclesiástico. Muchos se preguntan por qué apostó por el joven y no se decantó por otras opciones más seguras, como su amigo de la infancia: el Cardenal Beltrán. No obstante, nadie duda de las palabras de Romo: sabe compaginar a la perfección los hitos históricos con los hilos eclesiásticos hasta encontrar las soluciones perfectas. Aquellos que le han llevado la contraria se han dejado en evidencia tarde o temprano.

Cardenal Emmanuel

Reservado

Tras presenciar el regicidio, este obispo fue una pieza clave para informar a la curia de todo lo sucedido en el Barrio del Reloj. Tras el nombramiento de Gael, él fue ascendido a cardenal por su labor con la caza de brujas. Abandonó Rhoesburgo con la Guardia de la Luz, su fiel compañero Viabando y su ayudante Rou, buscando un futuro mejor para todos. Tras el largo viaje, ha llegado a Miritrias para reunirse con el Sumo Pontífice e intercambiar información sobre la situación del reino, además de las medidas tomadas como la Ley Escarlata. Ahora se le ve paseando por las estancias del monasterio mucho más cabizbajo que antes, puesto que son tiempos difíciles para todo el mundo.

Rou

Reservado

Cuando Emmanuel aún era obispo, contrató a este muchacho para traducir y organizar documentos de la iglesia. Rou abandonó los estudios en la Gran Academia tras el regicidio y la inestabilidad que el suceso trajo a la ciudad, centrándose en su labor de escriba. Ha acompañado al cardenal en algunos de sus viajes, siendo el juicio del Monasterio Mayor el último, haciendo las funciones de ayudante cuando Emmanuel lo requiere. En cualquier sitio al que va, suele aprovechar su tiempo libre para documentarse: afirma que, a pesar de las horas de estudio, le queda mucho para terminar su crónica histórica.

Cardenala Brega / Bregol

Reservado

Responsable del Monasterio Mayor de Miritrias, esta religiosa lleva más de media vida en el puesto. Encargada de, posiblemente, el monasterio más rico, sus tareas son de vital importancia tanto para los monjes y las monjas más cercanos a ella como para el resto de distantes cardenales. Ha preparado el monasterio para albergar el juicio por orden del Sumo Pontífice y, aunque nadie duda de su capacidad, se la ha visto algo más nerviosa de lo habitual. Algo comprensible con tanta figura distinguida dentro de su preciado monasterio.

Cardenal Beltrán / Berta

Reservado

Encargado del poder eclesiástico de la ciudad de Galerna y sus dominios, Beltrán es originario de la pequeña región de la Boca de Seris, al nordeste de la región rhoesiana. Jura y perjura que Santa Marina lo salvó de morir ahogado en su niñez. Debido a esto entró en la Iglesia, y dada su devoción al Único y a su santa, ha ido escalando posiciones hasta llegar a cardenal. Experto exorcista, ha salvado a incontables almas inocentes de la posesión de brujas y seres malignos. No es raro verle bendiciendo a marineros o bañándose en una playa cuando tiene ocasión.

Anerio / Anaís

Reservado

Anerio siempre ha sido el custodio de los secretos de los más devotos miritrenses. De rostro afable y sonrisa perpetua, nunca carece de tiempo para calmar las almas de los parroquianos, cargando con sus pecados contados bajo secreto de confesión y perdonándolos por el Único a través de sus palabras.

Leonel / Leonor

Reservado

Hermano del Monasterio Mayor de Miritrias y copista principal del mismo, este monje ha pasado más tiempo entre libros que tratando a otras personas. Adora la historia y es todo un erudito en ella. Además, es un ejemplo a seguir para el resto de monjes en sus tareas, pues cumple con todas ellas de forma excelente. Se le ha propuesto, en numerosas ocasiones, visitar otros monasterios para reafirmar la fe con su presencia, pero siempre se ha negado a abandonar el Monasterio Mayor.

Abigail / Abel

Reservado

Firme devota del Único y defensora acérrima de la Ley Escarlata, esta monja es muy conocida en el Monasterio Mayor debido a su opinión exaltada y radical. Con el fin de la Ley Escarlata, Abigail ha comenzado su batalla personal para demostrar que la Ley aún es necesaria y que el mal todavía está presente en la tierra.

Sylvie

Reservado

Esta joven ayudante del relojero de Rhoesburgo tiene una nueva vida. Ha decidido dar un salto de fe abriendo más los brazos al Único para seguir con mayor fuerza el camino religioso. Tras hacerse novicia, descubrió una nueva amistad de la capital, Rou, el cual le consiguió una recomendación para hospedarse y trabajar en el Monasterio Mayor de Miritrias. Aunque le encantaría pasar todo su tiempo en la biblioteca, la Cardenala Brega le suele relegar a las cocinas, donde hacen falta más manos.

Maya

Reservado

Estricta, tozuda y de mirada gélida. Así describirías a Maya si no fueras un infante, pues con ellos, su mirada se derrite y se convierte en una persona completamente distinta. Matrona Superior del Orfanato del Monasterio Mayor, Maya vela por la educación y seguridad de los niños. Algunos dicen que son demasiados para que ella los cuide, pues cada día se le ve más cansada y se ve obligada a tomar reposo frecuentemente.

Obispo Agustinus

Reservado

Tras una agitada y controvertida vida dedicada al Único, una crisis de fe le hizo colgar el hábito. No obstante, un milagro propiciado por el mismísimo Único en los últimos días de Rhoesburgo le hizo recobrar la fe y querer compartirlo con sus antiguos compañeros. Tras una audiencia con la mismísima Hermandad de Claudio, incluido el Sumo Pontífice, decidieron devolverle su antiguo cargo.

Aneto

Reservado

Abandonó su pueblo hace años para conocer mundo y, tras una larga estancia en Rhoesburgo, continuó con su viaje. No todas las aventuras que ha vivido le han dejado un buen sabor de boca y es por eso que, hace unos meses, comenzó a trabajar en el Monasterio Mayor como jardinero, en busca de una vida más tranquila.

Guardia de la Luz

Este cuerpo de élite militar existe desde el albor de la historia, combatiendo las fuerzas impías de los enemigos del Único. Pasó a un segundo plano hace varias décadas, tras el fin de las grandes cazas de brujas, pero ha resurgido de sus cenizas más fuerte que nunca al imponerse, de nuevo, la Ley Escarlata. A sus guerreros principales se les han añadido también otros soldados rhoesianos y olmanenses de fe.

General Aldanna / Aldán

Reservado

Esta devota ha estado relacionada con la Iglesia desde su más tierna infancia. Adoptada por los monjes de un monasterio del sur, se entrenó para defender su fe y erradicar todo aquello que atentaba contra ella. Recta e implacable, ha sido galardonada a lo largo de su vida numerosas veces, hasta el punto de ser reconocida por el antiguo Sumo Pontífice como General de la Guardia de la Luz.

Vera / Veru

Reservado

Levantarse antes del sol, entrenar, comer, rezar, volver a comer, estudiar y repetir. La rutina de esta joven al servicio de la Guardia de la Luz no es nada complicada. Fue aceptada en la Guardia desde joven y se convirtió rápidamente en la mano derecha de la General Aldanna. No tenía dónde caerse muerta, huérfana y sin hogar, así que esto supuso una nueva vida para ella. Con la entrada de la Ley Escarlata ha podido poner a prueba toda su preparación y cada vez se muestra más satisfecha con los logros: alardea de poseer todo un cofre con recuerdos de las almas que ha purgado.

Noel

Reservado

Quizá no consiguiera vencer, pero Noel fue capaz de defender él solo a su pequeña aldea cerca de Galerna del ataque de un aquelarre. Gracias a su valentía, la Guardia de Luz fue capaz de llegar a tiempo y derrotar a las brujas antes de que hubiera víctimas mortales. A pesar de hallarse casi muerto tras su defensa, Vera, la mano derecha de la General Aldanna, fue quien apostó por él al ver su esfuerzo y pasión por una causa justa. Tras curar sus heridas, esta lo tomó como su aprendiz para ingresar, algún día, en la honorable Guardia de Luz.

Viabando

Reservado

Este anciano joyero abandonó su pueblo natal tras presenciar el perturbador ritual de una bruja. Tras ello, se dedicó a investigar acerca de dichas criaturas y su debilidades, hasta convertirse en un cazador de estas criaturas impías. Tras el ataque de un aquelarre al Barrio del Reloj, el recientemente nombrado Cardenal Emmanuel agradeció su ayuda, otorgándole el cargo de Consejero de la Guardia de la Luz.

Elda / Evan

Reservado

Natural de Miritrias, Elda nunca se caracterizó por ser la más sabida, aunque siempre destacó entre sus coetáneos gracias a su labia, su carisma y sus firmes ideales. Evitando el trabajo minero desde pequeña, cuando no lograba sacar a su mejor amigo Gael de la biblioteca, pasaba el tiempo entrenando duramente hasta que años después, consiguió entrar en la división miritrense de la Guardia de la Luz. Es en este grupo de élite donde, a pesar de no llegar al cargo más alto por culpa de sus formas y su tozudez, se ha acabado convirtiendo en una de las soldados mejor valoradas.

Attano / Attana

Reservado

Para Attano existen dos cosas que son ciertas: que el Único está de su parte y que la sopa siempre se toma caliente. Desde que la Ley Escarlata entró en vigor, dejó atrás su vida como sacerdote para dar caza aquellos aquelarres que amenazaban su hogar. Así fue como se ganó un puesto dentro de la Guardia de Luz. En este último año, la vida de este hombre ha sido estudiar y dar caza a todo aquello que atenta contra la ley divina del Único. Su espíritu imperecedero hace que se pase las noches sin dormir haciendo guardia.

Jael / Jaela

Reservado

Este guardia de la luz ha vivido casi toda su vida bajo el manto de la orden. Lo encontraron abandonado en la puerta de uno de los bastiones de la Guardia de la Luz. Recogido por el anterior general, conoce a Aldanna desde que tiene memoria, considerándola casi como una madre para él. Jael ha sido un guardia ejemplar desde los primeros entrenamientos hasta los últimos movimientos que se han realizado bajo el amparo de la Ley Escarlata: más de quince aquelarres reducidos a cenizas.

Luc

Reservado

Los cantares de los juglares alimentan la leyenda de este joven héroe y de sus grandes hazañas durante la Guerra de la Traición. Fueron estas mismas historias las que pusieron a la Guardia de la Luz tras él, hasta que le convencieron de alistarse en sus filas. Su palabra era tan respetada y su figura tan reclamada que no tuvo mucha dificultad para convencer a la General Aldanna de incluir a su hermano en el grupo. Su fama como guerrero le precede y su contribución ha sido definitiva para acabar con la amenaza de las brujas y otras criaturas diabólicas por igual.

Edmond

Reservado

Este joven olmanense fue recomendado en la Guardia de la Luz por su hermano mayor, Luc. Su principal aportación al grupo es la rehabilitación de espadas y otras armas para la lucha contra las criaturas impías, ya que la fórmula del acero estelar fue perfeccionada por su familia. Muchos opinan que la responsabilidad le viene grande y es que, a pesar de su creciente destreza con la espada, en muchas ocasiones se muestra temeroso y dubitativo. Por supuesto, el hecho de no saber nada de su prometida Carole desde hace unos cuantos meses no ayuda a que se concentre.

Odette

Reservado

Tras lo ocurrido en el Barrio del Reloj, la Guardia Negra tomó represalias contra ella por su condición de mujer. No obstante, fue la General Aldanna la que intercedió por ella, con la Ley Escarlata de su parte, y le prometió protección a cambio de unirse a la Guardia de la Luz. No le quedó más remedio que aceptar. No obstante, disfruta de bastantes más beneficios y libertades que en su anterior Guardia, a pesar de echar en falta algunas figuras con las que trabó amistad en el pasado.

Nobles y Consejo de Rhoeas y Olmas

Nobleza y altas esferas del Reino de Olmas y el antiguo Rhoeas. Tras la supresión de la Ley Escarlata, el futuro del pueblo de ambas culturas se decide en sus manos, esta vez en nombre de multitud de regiones a su cargo. Han sido hospedados en el Monasterio Mayor de Miritrias, el más rico del reino, con el fin de llegar a acuerdos propicios en esta tierra de pactos.

Duquesa Andra Lefévre

Reservado

Duquesa y heredera del apellido Lefévre, además de prometida del difunto Rey Olmanense Bélzor Balois. Tras la muerte del Rey, ha organizado la mayoría de los movimientos de los Magistrados para apoyar la Ley Escarlata, manteniéndose como una de las cabezas más visibles de la corte olmanense. Aunque algunos la consideran regenta del reino, la mayoría de tradicionalistas no la reconocen de manera pública al tratarse de una mujer. Parece despertar ciertas simpatías entre la nobleza rhoesiana. Su principal acompañante y defensor es el Magistrado Camus Belrose, quien la salvó el día del asesinato del Rey Bélzor.

Barón Camus Belrose

Reservado

Magistrado de Olmas y Señor de los Bosques Vástagos, siempre se ha diferenciado del resto por su practicidad y su habilidad de estar en el sitio adecuado. Salvó a la duquesa Lefévre del tumulto originado el día del regicidio y, desde entonces, no se separa de ella, siendo uno de sus máximos confidentes. Experto comerciante y diestro con la espada, muchos se preguntan por qué pasa tanto tiempo leyendo últimamente. No obstante, los libros no le han distraído de su sed de venganza: espera ansiadamente el juicio contra los traidores del Rey Bélzor Balois.

Ribeo

Reservado

Este relojero rhoesiano es famoso por haber sido uno de los pioneros investigando acerca del Acero Estelar. Es tal su experiencia y genialidad que la Duquesa Andra Lefévre le ha tomado como su protegido e incluso le ha traído consigo a Miritrias, bajo la promesa de garantizarle los fondos y recursos necesario para continuar con sus investigaciones.

Conde André Bélanger

Reservado

Después de la ejecución de su padre por malversación de fondos y traición al monarca, el joven Bélanger fue nombrado Magistrado Real y señor de Nordgarde antes de la muerte del Rey Bélzor. Expuso públicamente a los traidores y comenzó a trabajar de forma activa para la unión de Olmas y el deber de la Iglesia, casi de manera enfermiza. Su honor y lealtad incuestionable le han hecho ganar una notable popularidad, a pesar de su inexperiencia. Muchos de sus simpatizantes se preguntan por qué no pide la corona.

Barón Gaspard Troussard

Reservado

Señor de Surdgarde, olmanense de convicción y tradición. Su padre le enseñó todo lo que sabe sobre la vida. Es un hombre recto, justo, legal y creyente, además de ser un perfeccionista. Aun con todo, no le tiembla el pulso en aplicar la ley y los castigos ejemplares. Experto en táctica militar, participó en la conquista de Rhoeas por parte de Olmas, consiguiendo la gestión del territorio de Fonseca del Helena. A pesar de estar bajo un dominio de puño de hierro, la zona se ha convertido en una de las más prósperas de todo el reino. Esperaba el reconocimiento y la recompensa del Rey Bélzor, pero este murió antes de otorgarle nada.

Lanouel / Lanouelle

Reservado

Su familia ha estado sirviendo a los barones Troussard durante generaciones. Cuando el padre de Lanouel falleció, los hijos de Gaspard Troussard no tenían más de cinco años, por lo que el nuevo mayordomo tuvo que aprender a marchas forzadas cómo servir a una de las familias más ricas del territorio mientras trataba de vigilar a estos jóvenes tan independientes y a la vez, tan solos. Cuando Gaspard Troussard Hijo relevó a su padre, Lanouel pasó a servirle a él directamente. A pesar del carácter tosco del barón, conoce sus lados buenos y antepone su lealtad a la casa Troussard.

Conde Dorian Labelle

Reservado

Patriarca de la familia Labelle. Fue nombrado Conde por el Rey Bélzor tras la conquista y se trasladó a Rhoeas con su familia cuando se le asignó el territorio de Fuerte Candil. Ha gobernado la ciudad con mano dura desde entonces, y más aún este último año con la Ley Escarlata. Y está surtiendo efecto, ya que no ha habido un solo ataque de brujas o suceso extraño en la ciudad desde su llegada.

Condesa Laetitia Labelle

Reservado

Esposa del Conde Dorian Labelle. Dejó atrás Olmas cuando el Rey Bélzor puso a su marido a cargo de la ciudad rhoesiana de Fuerte Candil. Es una mujer reservada y devota a su familia, aunque durante los últimos días se la ve más en la iglesia que con su esposo.

Conde Cyril / Condesa Cyrille Labelle

Reservado

Primogénito e hijo único de los condes. Se trasladó a Rhoeas con su familia tras la conquista, aunque no se ha dejado ver mucho por las calles de Fuerte Candil. En las pocas apariciones públicas en las que ha estado presente se le ha visto cansado y con apariencia enfermiza y, dada su juventud, muchos se preguntan cúal puede ser el origen de sus males.

Lotario de Rhoeas

Reservado

Primo del difunto Rey Manrique de Rhoeas, además de antiguo Ministro del reino. Durante la invasión olmanense, vivió escondido en Puerta Cristal protegido por la Orden Roja, como Lott, el ayudante del alcalde. Ahora, con las cartas sobre la mesa, goza de la protección de la oligarquía miretrense en tierra neutral, esperando llegar a acuerdos que consigan que los reinos cesen en sus guerrillas y la paz sea posible para el pueblo.

Edma

Reservado

Si hay una espada en la que confía Lotario de Rhoeas, esta es Edma. Antigua guerrera de la Guardia Vecinal de Puerta Cristal, cuando descubrió quién era Lotario en realidad, juró protegerlo con su vida. Desde entonces no se ha separado de él y, al fin, tras sus últimos méritos, fue nombrada Capitana, máxima representante de los Ejércitos de la Orden Roja.

Beria

Reservado

Mano derecha de Lotario de Rhoeas. Antigua tabernera de Puerta Cristal, su espíritu revolucionario y su manejo de la información la llevaron a posicionarse como Líder de la Orden Roja. Ahora, tras la Ley Escarlata, espera que sus idea de Rholmas se lleve a cabo, por el bien de los dos pueblos.

Déberin

Reservado

Excéntrico, caótico, disperso…, pero por encima de todo, un genio. Este anciano de maneras bruscas siempre parece tener un plan e ir un paso por delante de todo el mundo. Cuando le preguntan la razón detrás de sus acciones tras el regicidio, él simplemente se limita a encoger los hombros y perfilar una sonrisa en su anciano rostro.

Señor Alejo de Leal

Reservado

Tras el regicidio, Alejo ha estado recuperándose de las heridas que casi acaban con su vida y aún le dificultan la vida normal. El tiempo que estuvo postrado en cama le permitió reflexionar sobre sus acciones y, tras la Ley Escarlata, va a someterse a los Juicios Divinos sabiendo que hizo todo lo que tenía que hacer por su pueblo.

Duquesa Margott de Martré

Reservado

Heredera del ducado rhoesiano de los de Martré. Tras la revelación de su mano derecha, Váremo, se ha descubierto como bastarda del difunto Rey Manrique de Rhoeas. Vivió toda su vida como cocinera, de manera humilde y honrada. Es ese mismo pasado, tan cercano al pueblo, el que ha hecho que muchos quieran verla reinar y velar por los intereses de los que nunca tienen voz.

Váremo

Reservado

Protector del ducado de Martré. En el pasado, este criado de los duques encontró a su heredera en Puerta de Cristal. Leal a los duques y a Margott, ha cuidado de ella desde que la encontró. Ahora, como su más fiel sirviente, no vacila al defender el derecho de Margott y su apellido en estos tiempos convulsos.

Groenn

Reservado

Guardián Jurado de la duquesa Margott, Groenn se ha convertido en una de sus personas más cercanas gracias a conseguir la cura de la extraña enfermedad que casi acaba con su vida. Ahora, junto al resto de seguidores de Margott, piensa defender tanto su vida como su derecho al trono. Apoya a la duquesa como la mejor candidata a la corona, por delante de cualquier aspirante.

Conde Ricardo / Raena de Anda

Reservado

Cabeza de la casa de Anda, muy cercana a los duques de la región. Esperaba que, al extinguirse la casa Martré, el ducado pasara a él. Sin embargo, la decisión de convertir a Váremo, uno de los criados de los duques, en Protector del ducado le pilló por sorpresa. Durante la ocupación olmanense ha estado participando de forma activa y abierta contra el invasor, realizando ofensivas y destruyendo las herramientas de la ocupación en el reino.

Marquesa Elsa / Elías de Lirca

Reservado

Marquesa de Cuna del Acero y de varios señoríos. Sus tierras fueron de las menos perjudicadas por la Guerra de la Traición. Se encargó de rearmar un pequeño ejército durante el reinado de Bélzor de antiguos soldados rhoesianos que quedaron dispersos tras la guerra. Elsa estaba empezando a dar un primer golpe militar cuando entró en vigor la Ley Escarlata.

Conde Gerionte de Garze

Reservado

Conde del Valle de Mérilon, casado con la Baronesa Sarina Coté, de Olmas. Desde su unión, la región ha aprendido a aunar culturas, cediendo en ciertos términos, pero abrazando otros muchos, pasando a ser un ejemplo del utópico Rholmas. Con la popularidad que le ha otorgado el crecimiento de su hospital, ha acudido a Miritrias con el fin de demostrar a todos que la convivencia es posible: su matrimonio con Sarina y la paz en su región son las pruebas de ello.

Baronesa Sarina Coté

Reservado

Llegó al Valle de Mérilon con un destacamiento olmanense al terminar la guerra, a las órdenes del Rey Bélzor. Allí conoció al Conde Gerionte, de quien acabó perdidamente enamorada. La pareja contrajo matrimonio poco después y, gracias a su unión, el valle se ha convertido en un ejemplo de convivencia y paz. Asimismo, asumió la gestión del hospital de su marido y, gracias a ella, este se ha convertido en todo un referente en el reino.

Juez Marcel Bisette

Reservado

Experimentado y respetado juez, este hombre ha conseguido una gran fortuna tras varios negocios bastante fructíferos. Aunque la mayor fama le acontece como hombre de ley y no por su capital. Un poco antes de la aplicación de la Ley Escarlata, salieron a la luz varios escándalos judiciales a los que se debe poner remedio. Acude al monasterio para ser parte del aparato judicial que interviene en el juicio por genocidio.

Miritrias

Miritrias ha sabido mantenerse neutral mientras las dos grandes potencias de su alrededor guerreaban entre sí. Los siete oligarcas, representantes de cada uno de los famosos gremios mineros de Miretren, son los encargados de dirigir este antiguo reino. Un reino que, por sus estrechos lazos con la Iglesia venidos de tiempos lejanos, se presenta como el lugar idóneo para llevar a cabo los Juicios Divinos. Las personalidades más relevantes han sido invitadas no sólo como voto imparcial, sino también para aprovechar y establecer nuevos acuerdos de negocio.

Vegaria / Vrego

Reservado

En estos días tan difíciles donde el Único está en boca de todos, esta ingeniera está convencida de que la ciencia es la solución. Para ella, la religión y la tecnología pueden ir de la mano. Una de los siete Oligarcas de Miritrias, ha ganado su fortuna y nombre invirtiendo en arriesgados avances tecnológicos. Ahora representa al Barrio Ingeniero y se ha convertido en una de las personas con mayor influencia, al igual que sus compañeros Oligarcas.

Canerón / Cania

Reservado

Aun a pesar de la reputación de trabajar lo justo y menos, Canerón ha sabido labrarse un nombre con la excelente calidad de sus trabajos, recibiendo encargos de altos cargos tanto de Rhoeas como de Olmas. Gracias a la gran calidad de sus trabajos ha llegado a ser uno de los siete Oligarcas de Miritrias, representando así a la gente de su barrio: el Barrio Herrero.

Mirinna / Mirio

Reservado

Representante del Barrio Gemólogo. Unas malas transacciones económicas y la pérdida de una gran cantidad de dinero han provocado que el resto de Oligarcas piensen de ella que está gafada. Lo que más le atormenta no es la pérdida, pues sigue manteniendo su poder: está convencida de que una bruja la ha maldecido. Usa todo su poder para presionar en las cazas y los Juicios Divinos.

Rott

Reservado

De carácter prudente y observador, Rott es el representante del Barrio Minero. Es uno de los Oligarcas que más tiempo lleva ostentando su cargo y todo el mundo lo respeta por haber llegado a esa posición con diligencia y trabajo duro. Se lo ve mucho más contento desde la llegada de su hermano Román a la ciudad, especialmente porque ahora obtiene prácticamente voto doble gracias a él en el Consejo.

Lyas / Lissa

Reservado

El pueblo habla y Lyas escucha. No solo por ser representante del Pueblo sino por su forma de ser afable y generosa. Oligarca del Reino y empresario maderero, Lyas se desvive por los la gente para mejorar sus vidas y así construir una sociedad mejor. Últimamente se le ve mucho con Fastia, una joven recién llegada que se ha ganado su corazón tras cuidarle durante una extraña enfermedad y con la que mantiene un tierno romance.

Ladena / Ladrian

Reservado

Tras la trágica muerte de su padre Aldo en el accidente de las minas de la semana pasada, Ladena ha heredado la responsabilidad y honor de pasar a formar parte de los Oligarcas como representante del Barrio Metalúrgico. Muchos se preguntan cómo una persona tan reservada como Ladena logró superar las duras pruebas que el resto de los Oligarcas le impusieron. Sin embargo, si algo la caracteriza es que compensa su falta de palabras con su perspicacia, ya que no se le escapa ningún detalle. Además, siempre recibe la ayuda de Tobías, el fiel ayudante de su difunto padre, quien no se ha dejado amedrentar y ha continuado su labor de ayudante con ella.

Tobías / Tatiana

Reservado

Diligente, trabajador y persistente. Así describirían los que lo conocen a Tobías, el fiel asistente del difunto Oligarca Aldo y de su sucesora como Oligarca del Barrio de la Metalurgia: Ladena. A pesar del difícil carácter de su nueva jefa, Tobías ha continuado trabajando para asegurar que las funciones de su puesto no decaigan por el relevo. Aprovecha cualquier ocasión para mentar a su recién fallecido jefe.

Román

Reservado

A su vuelta a Miritrias hace meses, le fue otorgado el título de Oligarca del Comercio gracias a sus riquezas y contactos con figuras importantes de Rhoeas y Olmas casi de manera forzosa. Román aseguraba que tenía otros quehaceres y no tenía tiempo para la política, pero debía asumir la ley de su pueblo. Hoy en día se pasa más tiempo en las reuniones que con sus amados libros, lo que le pone de bastante mal humor.

Panme

Reservado

A pesar de que ha sido su marido, como original de Miritrias, el nombrado Oligarca, Panme se ha involucrado más en la política y comercio del pueblo de lo que reconocería. Los años han cambiado a esta humilde joyera para pasar a ser una mujer astuta y perspicaz. Frecuenta la biblioteca de la capital y se pasa mucho más tiempo cavilando en casa que creando nuevas joyas en su taller.

Vivenna / Benzo

Reservado

Vivenna es una mujer dura. No todas pueden trabajar en una mina y mucho menos hacerlo hasta conseguir comprarla entera. Pero ella lo hizo y, durante un tiempo, no se habló de otra cosa. Esa hazaña se ha vuelto en su contra pues, si bien ya no tiene que jugarse la vida entrando en la mina, ahora las vidas de sus trabajadores dependen de que ella haga bien su trabajo. Y se ha jurado que no fallará… no, después de los accidentes de la semana pasada, entre los que murió nada más y nada menos que Aldo. Algunos oligarcas temen que sus riquezas les sobrepasen y les quite del consejo para entrar ella.

Fastia / Faste

Reservado

Esta joven llegó a Miritrias en busca de una nueva vida tras una tragedia familiar. Sus conocimientos de hierbas medicinales han sido de gran ayuda en más de una ocasión y la han convertido en un miembro importante de la comunidad. Hace algunos meses inició un romance con Lyas, uno de los oligarcas miritrenses, precisamente por cuidarle durante una extraña enfermedad.

Invitados

Los caminos del Único son inescrutables y, en esta ocasión, han llevado a este grupo de variopintos desconocidos al Monasterio Mayor de Miritrias. Aunque los Juicios Divinos se cobren todo el protagonismo estos días, la vida de muchos continúa su curso al margen de tan esperado evento.

Yves

Reservado

Durante el último año, este artista ha conseguido estar en boca de toda la población: desde los más simples campesinos hasta los altos cargos de la Iglesia. No ha buscado la fama, sino que ésta le ha encontrado a él desde su hazaña con la horrible criatura que mató a toda su troupe. Yves ha aprovechado la coyuntura para viajar de taberna en taberna y, posteriormente, de castillo en castillo, contando las últimas historias de las cazas de brujas. Desde hace algunos meses le acompaña el buen poeta Marco, aunque nadie sabe cómo han logrado congeniar un héroe campechano como Yves junto con el sofisticado trovador. Hace poco, además, le pidió a una bardo de difícil carácter que se uniera a ellos, sabedor de que la música llega hasta los públicos más complicados.

Marco

Reservado

Sin duda, Marco ha tenido mucha suerte de encontrarse con Yves. Este último le ha arrastrado para que su nombre y sus obras comiencen a sonar por las tabernas, ya que antes nadie conocía la existencia de este joven artista. Sus poemas son complicados y encierran fuertes connotaciones políticas, pero solo los más eruditos alcanzan a entenderlas. Ha sido el ayudante del Sumo Pontífice quien ha contratado al grupo, buscando una elevación cultural del entretenimiento durante el Concilio del Monasterio Mayor.

Casia / Caio

Reservado

Aunque ya esté entrada en años, esta veterana trovadora rhoesiana no ha perdido ni un ápice de su energía. Lleva años viajando de pueblo en pueblo con su laúd y sus canciones y, recientemente, el famoso Yves le ha pedido que se una a su grupo en un trabajo muy importante. A pesar de su aciago carácter, su habilidad con el laúd despierta sorpresa y admiración por igual allá donde suena.

Einnara

Reservado

Esta guerrera rhoesiana se ganó la admiración de todos, incluso la de los olmanenses más retrógrados, gracias a sus impresionantes habilidades en combate. Es por ello que no es de extrañar que la Guardia de la Luz haya tratado de reclutarla en más de una ocasión, pero ella ha rechazado todo ofrecimiento por el momento. Se rumorea que cazó a la bestia mágica que se cobró la vida de alguien a quien tenía mucho afecto, pero se muestra reacia a hablar del tema.

Donan

Reservado

Natural de Miritrias, este sacerdote acaba de llegar al Monasterio Mayor buscando asilo temporal. Viene alegando que su monasterio ha sido atacado por un aquelarre de brujas. Sabedor de que se alojaba parte de la Guardia de la Luz en este importante monasterio, ha acudido pidiendo ayuda por sus compañeros caídos.

Separator image

Aunque la mayoría de personas que ha tenido la cuestionable suerte de cruzarse con El Leviatán tendría la osadía de llamarles "piratas", cualquier miembro de la tripulación capitaneada por Delacroix mantendrá que son marineros. Su lugar ahora está en el mar, pero se han visto todos arrastrados por su capitán a navegar de nuevo hacia la costa y dirigirse al pie de las montañas de Miritrias.

Capitán Delacroix

Reservado

A pesar de haberlo perdido todo tras el naufragio de El Victoria, este marinero encontró en Rhoesburgo a las personas perfectas para volver a la mar. Después de más de un año capitaneando El Leviatán, Delacroix no puede evitar la sensación paternal que le suscita el grupo de adolescentes que lleva por tripulación, pero consigue mantener el ambiente bajo control mientras navega alejándose lo máximo posible de las sombras de su pasado. Sin embargo, una carta con un sello que ya casi había olvidado le ha obligado a amarrar el barco y volver a pisar tierra firme en terreno miritrense.

Philippe

Reservado

Aunque al principio se mostró algo reacio a que aquellas personas formasen parte de su tripulación, hacía mucho tiempo que Philippe no veía al Capitán tan feliz y eso era suficiente. Al menos de momento. En este último año, el olmanense se ha enfrascado aún más en sus estudios y ha hecho crecer su arsenal con imposibles artilugios para defenderlos a él y a Delacroix de cualquier infortunio que pueda acechar su nueva embarcación. Hace tiempo hizo una promesa…, y piensa cumplirla.

Toni

Reservado

Lejos quedan ya los días en los que araba la tierra en Puerta Cristal con sus tres hermanos. A pesar de los castigos del Capitán Delacroix siempre que el joven tiene uno de sus -cada vez más frecuentes- cambios de humor, Toni, que después de todo este tiempo ya se siente más marinero que granjero, comienza a ver en la tripulación una nueva familia. No obstante, no tiene noticias de su hermano Daven desde hace ya más de un año y, ya sea por los lazos que les unían o bien porque le puede ser de utilidad para sus objetivos, no piensa parar hasta encontrarlo.

Lírea de Chard

Reservado

Poco queda ya de la delicada y tímida niña que abandonó Puerta Cristal para estudiar en la Gran Academia de Rhoesburgo. Por si fuera poca la angustia de saber a uno de sus progenitores secuestrado, poco después de lograr rescatarlo, su otro padre, Martel de Chard, fue asesinado a sangre fría. Sin saber cómo retomar su vida normal después de aquello, Lírea se alejó de su pasado uniéndose a la tripulación de Capitán Delacroix.

Raener de Le

Reservado

Jamás llegó a creer este joven de buena cuna que un día llegaría a convertirse en el protagonista de aquellas magníficas aventuras sobre las que leía en sus libros. Habiendo probado aquel mundo de incertidumbre y acción, sabía de sobra que ya no podía volver a la aburrida vida de estudiante. Se unió a la tripulación del Capitán Delacroix en busca de nuevas hazañas de las que formar parte.

Bianca

Reservado

Si alguien es capaz de subir el ánimo a la tripulación, así como calmar sus peores miedos y sanar sus heridas, esta es Bianca. Tras su paso por los Pueblos Libres y lo ocurrido en el Barrio del Reloj de Rhoesburgo, esta excepcional curandera se enroló en la tripulación del Capitán Delacroix, esperando encontrar respuestas sobre una tierra lejana relacionada con su pasado más oculto.